¿Qué pasó?

    Por Julián Parra Ibarra

    0
    135

    Aunque ya sabemos que independientemente del color que el gobierno federal quiera pintar el mapa de nuestro país en materia de salud, cada una de las entidades lo ajusta a su realidad. Como el caso de Durango -por poner un ejemplo- que ya tiene un par de semanas pintado de naranja en la CDMX, pero aquí se mantiene en rojo porque el número de contagios y fallecimientos no cede y, por el contrario, va en constante incremento.

    Pero algo sucedió no solo en Durango, sino a nivel nacional, e incluso a nivel regional en los principales municipios de la Comarca Lagunera de ambos lados del Nazas.

    De acuerdo con los lineamientos establecidos por el Gobierno Federal, el 31 de mayo concluyó la llamada ‘Jornada Nacional de la Sana Distancia’, y al día siguiente, es decir el 1 de junio se daba paso a la pomposamente llamada ‘Nueva normalidad’.

    A partir de ese momento y hasta el cierre del pasado lunes, es decir, durante los primeros 22 días de ‘nueva normalidad’ las cifras en todo el país pasaron de los 90 mil 664 casos y los 9 mil 930 decesos al 31 de mayo, a los 185 mil 122 casos y las 22 mil 584 muertes al 22 de junio, es decir más del doble en ambos casos, lo que nos demuestra que ni la curva ha sido aplanada, ni la pandemia está domada. Al menos eso dicen los números, que son fríos.

    A nivel estatal, Coahuila tenía mil 215 casos de contagio y 76 defunciones al 31 de mayo, y al 22 de junio se rebasó la línea de los tres mil casos al registrar 3 mil 059 casos y 149 defunciones. Torreón tenía 329 casos y pasó a 843, y en este momento no sólo es el municipio con el mayor número de contagios, sino ya también el que ha sufrido el mayor número de muertos con 38, contra 35 en Monclova.

    En el estado de Durango en el periodo mencionado, la entidad registraba 372 casos y 47 fallecimientos, y pasó a los mil 401 positivos. Gómez Palacio tenía 145 casos y hasta el lunes 22 sumaba 544, Lerdo pasó de 20 a 103.

    Todo esto, ha pasado en los primeros 22 días de la ‘nueva normalidad’. Es evidente que algo muy fuerte pasó para que los números se potenciaran de tal forma, es decir, algo se ha hecho mal o si algo se estaba haciendo bien, se dejó de hacer.

    laotraplana@gmail.com

    @JulianParraIba

    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre