Testigos narran cómo murió Marco Tulio, el migrante hondureño, en Saltillo

0
418

En Coahuila, continúan las investigaciones para determinar las circunstancias que llevaron a policías ministeriales a disparar contra un grupo de migrantes, provocando la muerte de Marco Tulio Perdomo, de nacionalidad hondureña, el miércoles en Saltillo.

Vecinos de la colonia 5 de mayo de Saltillo, Coahuila, donde la noche del miércoles murió un migrante durante un operativo de la Policía de Investigación contra presuntos narcomenudistas, narraron que al indocumentado hondureño le dispararon por la espalda.

“Le tiró dos seguidos, cuando llegó aquí, aquí se paró y le apuntó, iba por ahí corriendo. Este desgraciado se paró y mire, así como a buscar cacería a matar a alguien a lo cebo”, comentó don Pedro, testigo.

“El papá de la niña estaba levantando el alambre para que los demás compañeros cruzarán para el río para que se escaparan y ya no le dio tiempo, ahí mismo agarrando el alambre, ahí mismo lo mataron”, explicó Antonio de Jesús, migrante mexicano.

 

El migrante fue identificado como Marco Tulio Perdomo, de 29 años de edad. Su cuerpo permanece en el forense de la ciudad.

“La Pronnif (Procuraduría para Niños, Niñas y la Familia) se llevó a la niña, la hija del migrante que asesinaron y lo más probable que a la niña la retornen a Honduras. Hoy se presentó personas de las oficinas de Naciones Unidas, la de Derechos Humanos. Ellos están haciendo una investigación alterna”, apuntó José Luis Manzo, coordinador de Ayuda Humanitaria de Casa del Migrante.

Seis policías aún siguen bajo investigación.

“La conducta es reprochable, no solamente reprochable por la sociedad, sino reprochable por la ley y ese reproche que la ley hace a esa conducta equivale a un castigo que habrá de hacerse merecedor quien resulte responsable de los elementos que están sujetos al procedimiento”, destacó Gerardo Márquez, fiscal de Coahuila.

“La Casa del Migrante está protegida por la CIDH, lo que están haciendo es violatorio de la ley”, comentó Alberto Xicoténcatl, director de la Casa del Migrante, en Saltillo.

El presidente López Obrador instruyó una investigación y negó que los patrullajes que militares han realizado en inmediaciones de la casa del migrante sean para intimidad.

“Se recomienda -además es una convicción- de que no haya acoso, mucho menos violación a los derechos humanos. La vez pasada se informó que era un patrullaje que no tenía el propósito de introducirse en la casa”, dijo el presidente López Obrador.

-Pero, ¿no intimida?

“No creo, porque no es ese el propósito. No somos represores, no vamos a hacer razias”, señaló el presidente López Obrador.

Con información de Noticieros Televisa

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre