Aquí Laguna

    Por Olga Quirarte Ramírez

    0
    40

    ¡Se tardó! pero le salió finalmente el pundonor, ese raro elemento que se creía había perdido, con tal de treparse, así fuera en el cabús de la IV Transformación, tras haber transitado a lo largo de mas de cuatro décadas en el élite del poder en México, quien fuera y es hoy, el mas brillante tribuno mexicano, desde los tiempos de Luis Cabrera Lobato, guste o no. Porfrio Muñoz Ledo, polemista sin par, ave de tempestades si los hay, volvió de nueva cuenta a relucir, a partir del famoso mitin en Tijuana por sus fueros, al poner los puntos sobre las íes, a la política que en materia exterior lleva a cabo hoy -con todo y los deslices que se le registran a Muñoz Ledo hacia la figura presidencial- pecata minuta en el obsequioso mundo mexicano que desde siempre rodea al poder en turno.

    Señala el polemista, hoy Presidente de la Gran Comisión de la Cámara de Diputados, la incongruencia de solicitar al vecino abrir las puertas del norte a los connacionales y que estos le cierren el paso en su frontera sur a los vecinos latinoamericanos. Algo sabe Muñoz Ledo, recuérdese que en otro tiempo, en sus días dorados, quizás hasta de vino -cognac-, y rosas, fungió como Embajador de México ante EUA y para colmo, señala de manera pública el ninguneo que se ha hecho a la titular de Gobernación, Olga Sánchez Cordero, cuyas funciones en materia de migración le fueron asignadas a Marcelo Ebrard, hoy Ministro plenipotenciario para que este satisfaga, rapidito en el plazo fijado, las demandas de Trump, condición que muchos mexicanos aplauden solo de pensar en la que se nos vendría encima de imponer los aranceles mentados, pues afirman que “de los males, el menor”.

    Hoy, amenazados y emplazados como quedamos los mexicanos, para que en 45 dís, el vecino evalúe el avance que registre la contención de migrantes que pretenden alcanzar las goteras del imperio, pasando claro, por el territorio nacional. De la que Trump anuncia, dependerá si hace ciertas sus amenazas o incluso si las incrementa y para lo cual el Gobierno Federal ha desplegado ya sus escasas fuerzas policíacas -aun en formación-, a hacer muro humano, armados, que impida tal incursión de latinoamericanos que huyen de la pobreza, exclusión y otros demonios.

    Y será el día 17 del presente, cuando al mediodía, el Gobernador Miguel Angel Riquelme Solis, inaugure de manera oficial, el Centro de Convenciones de Torreón, ubicado al norte de la ciudad, en área de muy dinámico crecimiento y que dota de infraestructura necesaria, con destino a fortalecer tareas de turismo. Este mismo día, y por su cuenta de Twitter el gobernante anunció haber designado a Maria Eugenia Villarreal Abusaid -nieta del extinto Juan Abusaid-, como Subsecretaria de Turismo en Coahuila, la cónyuge de Tito Porragas, ex titular de Porteccion Civil y ex Delegado también de Migración en Coahuila dejará por ello el cargo de titular de la OCV, donde venia desempeñándose como su Presidenta. Le deseamos éxito.

    Por cierto, trasciende que el lunes 17 y en el Centro de Convenciones y tras su inauguración será servida la tradicional “Comida de la Amistad” que celebra el comercio de la región, y que en esta ocasión será presidida por el líder local de los comerciantes organizados de Torreón, señor Luis Jorge Cuerda Serna, que esperamos se ponga las pilas y realice una exitosa gestión como dirigente empresarial, integrante de una nueva generación, de relevo, a tono con los tiempos que hoy se viven.

    Ya se supo, que Marcelo Torres Cofiño, anda mas que anticipado en eso de construirse como el mas fuerte, cuando no en el único prospecto a la candidatura del PAN a la presidencia del municipio de Torreón, midiendo al agua a los camotes, a las ilusiones, pretensiones y posibilidades de quienes pudieran figurar como alguno de los cuatro candidatos a igual número de diputaciones que alcanza el municipio de Torreón en las elecciones del mes de junio del 2020 y que un poco mas delante, le permitan a Torres Cofino, bases en que fincar sus pretensiones ante el electorado de Torreó.
    En tanto se espera que a otro aspirante el ex panista hoy moreno, Luis Fernando Salazar, se le empieza a nublar el horizonte, con todo y su nuevo diseño de cejas, que lo hacen lucir hoy, cual émulo de fu manchú.

    En puerta, nueva licitación de otroooo servicio público a cargo, claro, del erario municipal de Torreón. A concesionar, pues el negocio, que no es otra cosa, que hará devengar al municipio un millón de pesos semanales, es decir, alrededor de 50 a 54 millones de pesos anuales a favor de la empresa que resulte ganadora, en tiempos post Toño Loera, de la licitación para recoger el escombro que genera las construcciones en la ciudad y transportarlo al Cañón del Indio, para ello ya se ponen de acuerdo es decir, para diseñar las bases de la licitación de marras -por lo menos cuatro directores de igual número de Direcciones-, valga la redundancia del Ayuntamiento de Torreón y con el que se pretende queden fuera de operación los carromateros y camionetas de servicio -con concesión municipal de por medio-, que venían prestando desde hace muchos ayeres tales tareas en la ciudad.

    Este numerito pondrá a prueba no solo la alabada sapiencia numérica de la contadora Natalia Virgil Orona, sino la fuerza de su ímpetu justiciero en materia de honestidad y de poder, claro, de resistir los embates de los fuertes intereses que se mueven ya desde hace semanas en este asunto.50 millones de pesos anuales, lo valen.

    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre