Disputa por el agua en Parras entre Casa Madero y ejidatarios en Parras, Coahuila

0
315

La vitivinícola Casa Madero denunció que un grupo de 50 personas armadas con machetes irrumpieron la tarde del pasado miércoles en las instalaciones de sus viñedos en Parras de la Fuente, Coahuila, a 229 kilómetros de Monterrey. Sin embargo, el grupo ejidal Movimiento en Defensa del Agua de Parras responsabilizó a la empresa de acaparar agua, por lo que determinaron “liberar” un vertedero que se encuentra en una carretera ejidal.

En entrevista Brandon Milmo, director general de la empresa vinícola, narró que desde el martes 24 de mayo llegaron algunas personas a sus instalaciones y dijeron a los empleados de seguridad que entrarían por la fuerza a tomar posesión del agua. “En ese momento nos comunicamos tanto con las autoridades municipales como estatales, para avisarles de la situación y pedirles reacción. Ese día (martes) se retiraron; sin embargo, el miércoles por la tarde regresaron como cuatro o cinco camionetas llenas de personas cada una, estimamos como 50 personas. Todos muy violentos, alterados, con machetes”. El directivo señaló que “decían que tenían armas de fuego, aunque nunca las vimos y dijeron que iban a tomar posesión de la infraestructura de agua nuestra para desviarla y eso fue lo que hicieron”.

Por su parte, el representante legal del Movimiento de la Defensa del Agua de Parras, Josué Hernández Morales, afirmó  que los campesinos solamente llevaban dos palas y un pico, con el que pretendían liberar el vertedor de agua que se encuentra en una carretera ejidal y no dentro de las instalaciones de la empresa. El conflicto comenzó, refiere Hernández Morales, cuando las comunidades empezaron a notar que poco a poco les llegaba menos agua y responsabilizan a la empresa de haber colocado mallas en los vertederos y de utilizar más cantidad de la acordada.

En un comunicado, la Secretaría de Gobierno de Coahuila informó que el miércoles “se tuvo conocimiento de que un grupo de campesinos de la localidad se presentaron en las instalaciones de la Vinícola Casa Madero”, por lo que elementos de la Secretaría de Seguridad Pública (SSP) resguardaron las instalaciones “hasta que se retiraron para evitar cualquier confrontación”. Acuerdos hídricos El asesor jurídico del Movimiento de la Defensa del Agua de Parras indicó que desde hace tiempo existían acuerdos con las diferentes comunidades ejidales, para que éstas cedieran agua para los viñedos a cambio de la construcción de represas y obras hidráulicas. Esto también lo reconoce Casa Madero, al referir que se unió a la Asociación de Tajos de Aguas de Parras, que integran ejidatarios y empresarios de la región, para encontrar soluciones a la escasez general de agua de uso agrícola. “Estas acciones incluyen la reforestación de la sierra, la modernización de la infraestructura hídrica y la creación de parques lineales que aumentarían el atractivo turístico de Parras”, expuso Milmo.

Según Milmo esta invasión ocurre después del anuncio de dichas acciones, que pondrían fin a problemas añejos que las autoridades no han logrado solucionar y que abrieron espacio a la venta de agua a terceras personas, lo que es contrario al convenio vigente de distribución del líquido entre los legítimos propietarios. Aunque el asesor legal de los ejidatarios indicó que este lunes habían sostenido una reunión con la empresa en la presidencia municipal, sin embargo, al día siguiente se cerró la compuerta de agua que abastece al ejido San Lorenzo, lo que provocó la molestia de los pobladores que acudieron a buscar tomar justicia por su cuenta.

El director de Casa Madero señala que el grupo invasor mantiene capturada la toma de la red de distribución del agua del viñedo. “Ahí se asentaron hasta este momento que aún permanece tomada las instalaciones”, dijo. El gobierno del estado solo señaló vía comunicado que “se encuentra en pláticas con los campesinos para revisar sus inquietudes en materia de derechos de agua”.

MILENIO buscó al alcalde de Parras sin obtener respuesta hasta el momento. La Comisión Nacional del Agua (Conagua) advierte que acuíferos como el General Cepeda-Sauceda en Coahuila “no existe un volumen disponible para otorgar nuevas concesiones; por el contrario, el déficit es de 69 millones 274 mil 082 metros cúbicos anuales que se están extrayendo a costa del almacenamiento no renovable del acuífero”. Los estados del norte (Baja California, Baja California Sur, Coahuila, Chihuahua, Nuevo León, Sonora y Tamaulipas) reciben 9 por ciento del agua renovable al año, según el Instituto Nacional de Estadística y Geografía (Inegi). Temen pérdida de cosechas Hoy, la vinícola mexicana cuenta con 400 hectáreas de producción. De esas, 100 se consideran jóvenes, con menos de dos años desde que fueron plantadas. “Si no tenemos agua por un mes o mes y medio, muy seguramente perderemos la cosecha de toda nuestra producción de este año y si sigue así la situación por tres meses más, se empiezan a morir las plantas”, dijo Milmo. Casa Madero suspendió las visitas de turistas que cada año recibe a más de 40 mil personas.

Con información de https://www.milenio.com/estados/coahuila-acusan-vitivinicola-casa-madero-acaparar-agua-potable

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre