En 2012, Riquelme pidió “dar vuelta a la página de la deuda”, ahora “no es tapadera de nadie”

0
1564

El 22 de Febrero de 2012, Miguel Riquelme, entonces Secretario de Gobierno en Coahuila con Rubén Moreira, visitó Monclova y ofreció una conferencia de prensa, dijo, para “darle vuelta a la página de la deuda pública”.

Entre otros temas abordados, informó que el ahorro por los 500 millones de pesos que se tendrá por las medidas de austeridad va a poder ser destinado a obra pública y desarrollo social, por lo que Coahuila se puede dedicar a otra cosa, como lo es a hacer una agresiva campaña de atracción de empresas.

“Haremos más con menos, por ejemplo en la secretaría de gobierno había cinco subsecretarías y hoy operamos con solo 2 y se tiene el mismo aparato, sigue teniendo a su cargo el registro civil, se le añade registro público, dirección de notarías, el esquema de abogados de todas las regiones del estado y se opera de la misma forma, hemos trabajado en concentrar un organigrama barato y productivo para el estado”, señaló.

Dijo que casi todas las secretarías tenían sub secretarías para atender a la ciudadanía pero de 5 que eran se redujo a 2, a excepción de la Procuraduría donde por necesidades propias se tienen 3 subsecretarías.

“Vengo porque deben estar enterados los coahuilenses que está garantizado el desarrollo de Coahuila, que es estado fuerte y competitivo y que el pago de la deuda no pone en riesgo las finanzas ni la operación del gobierno”, declaró.

Explicó que es necesario que en la zona centro se enteren perfectamente a cuánto asciende la deuda (35 mil 200 millones de pesos), como fue contratada y que representa el pago de interés.

“Fue financiada a 20 años y el financiamiento de la deuda representa el 8 por ciento del ingreso bruto del estado de Coahuila, es decir de participaciones federales, ingresos propios y de fondos federales, con un pago de 209 millones al mes y en nada afecta el desarrollo de Coahuila, que tiene claras perspectivas hacia futuro”, apuntó.

EL VIRAJE…

Ahora en el 2020, en año electoral y luego de informarse que el Poder Judicial del Estado de Coahuila reactivó una orden de aprehensión contra el extesorero del estado Javier Villarreal, el gobernador Miguel Ángel Riquelme indicó que su Gobierno no será tapadera de nadie, por lo que prometió que pedirá el reintegro de los bienes en caso de existir daño en el patrimonio en el estado.

En agosto de 2011, Villarreal renunció al cargo en medio de un escándalo por la petición ilegal de créditos. A ocho años, las denuncias por enriquecimiento ilícito continúan activas.

El pasado 25 de noviembre el juzgado penal de primera instancia giró una orden de aprehensión contra el exfuncionario de la Administración del exgobernador priista Humberto Moreira.

Ayer el gobernador Miguel Riquelme se pronunció sobre el tema y los procesos legales que vive Villarreal en Texas y en Coahuila. “Se buscará que el Estado pueda solicitar el reintegro de los bienes o recursos que se derivan de un daño al patrimonio estatal”.

Riquelme comentó que el tema de Javier Villarreal no es nuevo en la entidad, por lo que indicó que habrá “cero impunidad y, sobre todo, un trato conforme a derecho. Mi Gobierno no es tapadera de nada ni de nadie”.

El mandatario dijo que habrá que esperar a que se dicte sentencia al extesorero en Texas, estado fronterizo donde se declaró culpable por conspiración para transportar dinero robado.

“Entiendo que de ahí se debe generar una orden de extradición para que cuando termine el juicio en Estados Unidos se complemente, y además de ello se genere la colaboración para que pueda ser aprehendido; entiendo no puede ser difícil porque ellos lo tienen localizado, y que venga a pagar a Coahuila por los delitos que en un supuesto se cometieron o no”, declaró Riquelme.

Esta es la primera vez que un gobernador de Coahuila dice que el Estado solicitará en extradición al extesorero para que sea juzgado por un presunto enriquecimiento ilícito por más de 160.5 millones de pesos, según un dictamen pericial presentado por la Fiscalía General del Estado, lo que derivó en la orden de aprehensión contra el extesorero del estado.

Javier Villarreal fungió como titular de Finanzas y de Servicio de Administración Tributaria de Coahuila en la administración de Humberto Moreira y Jorge Torres. En 2011 fue señalado como uno de los artífices de la megadeuda del estado.

Tras darse a la fuga en 2012, sus procesos penales se pausaron. En 2014 apareció en Texas, donde se entregó a la Policía para ser investigado. Se declara culpable. Actualmente la fecha para dictar sentencia está pendiente.

Con información de Vanguardia y El Siglo de Torreón

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre