La huelga en General Motors podría obligar al cierre de instalaciones en México

0
396

La huelga en General Motors entra en su segunda semana, al parecer, sin clara solución de las demandas de los más de 49,000 trabajadores en paro.

La protesta ya ha obligado a GM a clausurar dos fábricas en Canadá que fabricaban motores, camiones pickup y dos modelos de automóviles.

De continuar el paro, la empresa podría verse obligada a cerrar más instalaciones en México y Canadá debido a que los motores, transmisores y otros componentes son construidos en Estados Unidos. Y las compañías que suministran partes a GM podrían tener que reducir su producción.

Fin de semana de negociaciones

Los representantes de la empresa y del sindicato United Auto Workers negociaron todo el fin de semana y este lunes regresaron a la mesa, en el octavo día de la protesta.

Una fuente que pidió el anonimato, dijo que las negociaciones se centran en salarios, repartición de ganancias, nuevos productos para plantas que GM desea clausurar, y uso de trabajadores temporales.

La huelga comenzó el 16 de septiembre y desde entonces las labores en unas 30 fábricas en nueve estados han quedado paralizadas.

Consecuencias del paro

Los trabajadores están sufriendo las consecuencias del paro. Su último sueldo de GM llegó la semana pasada, y a partir de ahora tendrán que subsistir con 250 dólares semanales en salarios compensatorios.

El sindicato desea una porción más grande de los 30,000 millones de dólares que la empresa obtuvo como ganancia los últimos cinco años. Pero la compañía vaticina una reducción de sus ventas globales y quiere equiparar sus costos laborales a los de las ensambladoras en Estados Unidos propiedad de firmas extranjeras.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre