Aquí Laguna

    Por Olga Quirarte Ramírez

    0
    183

    Fechas, efemérides y los idus de marzo, también repetidos en ciclos sempiternos con su alucinada carga de presagios. Y en lo cúpula que regentea aun los destinos que quepan aún, a las siglas del Partido Revolucionario Institucional y lo que éstas representaron a lo largo de 90 años en la vida política del país, serán de nueva cuenta, motivo de conmemoración, que no festejo, dadas las circunstancias en las que éste organismo partidista, otrora monopólico en México, arriba a tal fecha, de ahí que notable, su dispersión luego de las consabidas derrotas presidenciales del año 2,000 inició la desbandada del núcleo duro que aun hoy da frutos, dada la fortaleza de la cultura política que gestó en tan larga travesía, llena de luces y de sombras por la historia de este país. De ahí que hoy, lanzados a la escena en busca de nuevos logotipos que les permitan sobrevivencia, se advierte como se agrupan o reagrupan infinidad de sujetos políticos, que no lograron colarse a las primeras filas del Movimiento de Regeneración Nacional, con todo y el oportunismo desplegado en las mismas vísperas o durante el pasado proceso electoral federal, de ahí que hoy pretendan, porque así lo permite la ley hay que decirlo, fundar “nuevas” agrupaciones partidistas, algunas que son autentico símil de las que en el pasado reciente quedaron sino desparecidas, si desfiguradas, desvanecidas en del tinglado partidista nacional.

    De ahí que el lunes de esta semana que termina, vimos presentarse ante los laguneros, a quienes pretenden alcanzar registro como un nuevo partido político, que por sus integrantes, por el pasado público de estos, hacen intuir que la agrupación pretendida, denominada por ahora Redes Sociales Participativas” -RSP- será un símil del que fuera Partido Nueva Alianza, por mas y que en ésta se intentó también se cuelen por ahí, algunos “cascajos” de otros organismos partidistas, como es el caso del Partido Acción Nacional y otros mas.
    Los convocantes, entre otros, resultan ser Rene Fujiwara y Fernando González nieto y yerno de Doña Elba Esther Gordillo presentando como innovación el uso de las famosas redes sociales, como instrumento de comunicación y cohesión cual signo de los tiempos. Veremos en que terminan los esfuerzos que en Coahuila despliegue para estos objetivos el Licenciado Felipe Favila Castrejón.

    Rotas las amarras Constitucionales que contenía la creación de la Guardia Nacional, el cuerpo policiaco aspiracional, que haga frente a la inseguridad galopante que registran muchas entidades y regiones de México -y en donde Coahuila parece ser aun una ínsula de seguridad-, y cuya formación, con todo y los civiles que lo integren quedará bajo la disciplina militar, ojalá y que no quede solo en un remedo, en una intención pues, quedo emplazada a que en cinco años, sus miembros acaben regresando a sus cuarteles, de donde fueron sacados por Felipe Calderón Hinojosa que les endilgo tareas, funciones, que solo correspondían a los cuerpos policíacos, de la Federación, de las entidades y sus municipios, tras declarar la mas que fallida “Guerra contra el narco” que sembró de tumbas y cruces el territorio nacional y sobre todo, de “lodos” que aun se esparcen sobre la ciudadanía, que según se ve, ni olvida y perdona, a sujetos cuyos prestigios personales y públicos que quedaron envueltos en las brumas, como es el caso del Licenciado Jesús Torres Charles, a su paso como Fiscal en Coahuila durante la época de mayor incidencia delictiva que se recuerde en los tiempos que corren.

    Bastó y sobró, una foto y un carro deportivo, dizque de su propiedad, un regodeo de su ego, un ejercicio de narcisismo para que éste ex funcionario de Coahuila, recibiera virtual linchamiento mediático, que generó luego, preciso señalamiento del Licenciado Reyes Flores Hurtado y el malestar correspondiente que acusó contra su inclusión en la nueva administración federal del AMLO, haciendo rodar inmisericorde, su cabeza.

    Vaya lección que deja sentir éste incidente, que hace percibir el aun duro malestar con razones o sin ellas, según se vea y que invade a muchos segmentos de la población, versus sino toda, sí una parte importante de lo que fuera el Moreirato en Coahuila. Pero ahora, quien deberá de contar necesariamente con una muy cuidadosa seguridad personal, resulta ser el superdelegado federal en Coahuila. No vaya a ser la del diablo, como diría mi abuela.

    Y en positivo, sin duda, excelente la inclusión de la Licenciada Maria Guadalupe Oyervides al organigrama estatal, como titular de la Secretaría de Turismo y Atención a los Pueblos Mágicos, pues según se advierte, sin excusa alguna, se puso a ejecutar sus funciones, sin que mucho o poco presupuesto asignados para sus funciones le haya hecho mella, o de motivo para la retahila de justificaciones que algunos otros esgrimen ante la falta de resultados en sus funciones. La monclovense, a solo semanas en el cargo, ha movilizado las voluntades de quienes forman la contraparte de sus funciones, es decir, a los actores económicos y sociales, sobre todo estos últimos a integrarse en acciones visibles, tangibles que permitan generar resultados en la actividad de atracción turística, echando mano del capital cultural histórico, gastronómico, recreativo y ambiental del patrimonio coahuilense y de las habilidades, de los talentos, de las capacidades de sus habitantes, creando el capital intangible indispensable para la atracción turística pretendida.

    Y en donde no pasa nada, a la reiterada, violación a leyes y reglamentos, es a la administración del municipio de Torreón. El nuevo caso, que protagoniza el titular de la Dirección de Verificación e Inspección, el ya controversial Rolando Anaya -por cierto ex policía judicial estatal, dado de baja-, tras protagonizar oscuro accidente de tránsito, cuyo expediente se desvaneció, es mas que sintomático, que a Jorge Zermeño Infante, el respeto a las leyes que juró cumplir y hacer cumplir, fue mero enunciado, no hay en el fondo de su gestión, autentica vocación, decisión de cumplir a cabalidad leyes y reglamentos que de ella emanen. Lo mas serio del caso, es que tampoco hay instancias -tangibles pues-, que lo obliguen a ceñir sus actos a un Estado de Derecho.
    Su administración parece que esta cubierta de teflón, donde señalamientos concretos, puntuales, de éstas situaciones, simplemente se le resbalan.

    Este lunes, se dará a conocer fechas y programas a que quedar sujeta la realización de una nueva versión de la Engalec, reunión nacional de ganaderos lecheros, que ha servido de escaparate en el que se muestras los avances, los retrocesos y en general la problemática, así como propuestas de solución que registra lo que constituye el principal bastión de la economía regional de la Comarca Lagunera. En ésta ocasión y una vez que estamos de estiércol, literal y figuradamente hasta la cabeza, tal tema se incluya entre sus preocupaciones y una vez que medios internacionales especializados, ya lo empiezan a señalar como problema.

    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre