Pueblo fantasma

    Por Gerardo Hernández González

    0
    40
    Carlos Bracho González (PAN) presentó ante la LX legislatura federal la iniciativa
    para crear el estado de La Laguna mediante una reforma al artículo 43 de la
    Constitución. Catorce años después, advierte: «La región se convertirá en
    pueblo fantasma en unas decenas de años, pues sin agua suficiente y de buena
    calidad ninguna región puede prosperar». Desde esa perspectiva —dice—, «a
    todos los laguneros nos debe alentar que venga una solución para el problema
    del agua, siempre y cuando sea a fondo y no un “mejoral”, un paliativo».
    Sin conocer los detalles del proyecto Agua Saludable para La Laguna, iniciado por
    el presidente Andrés Manuel López Obrador el 27 de marzo, Bracho se hubiera
    decantado por el Plan MEVA, Agua para La Laguna, promovido y expuesto por
    Mario Enrique Vázquez Ávila en el IV Foro Mundial del Agua, celebrado en
    México en 2006. La idea de Vázquez, con un amplio respaldo en la región y apoyo
    de expertos, era canalizar agua del Pacífico (Sinaloa y Sonora) a la cuenca del
    Nazas y una vez desalinizada, destinarla a actividades productivas y para
    consumo humano.
    El plan, cuyo nombre responde al acrónimo de su autor, lo explica Fidel Trejo
    Orozco, investigador de la Universidad del Valle de México, Campus Laguna. «No
    solo se trata de producir agua y electricidad, sino, con las técnicas de hidroponía y
    aeroponía, optimizar el uso del agua en la región, porque aun si tuviéramos toda la
    abundancia del mundo, si no nos enseñamos a utilizarla adecuadamente, a
    optimizarla, la seguiríamos desperdiciando» (Noticias de El Sol de La Laguna, 08.06.12).
    Bracho pone de relieve uno de los puntos débiles del proyecto Agua Saludable: la
    falta de información. El vacío explicaría en parte la oposición de algunos sectores.
    Por tanto, sugiere incorporar algunas ideas del Plan MEVA para, en vez de tomar
    agua de la presa Francisco Zarco, traerla de Sinaloa y Sonora; y en vez de
    canalizarla, utilizar el cauce del río Nazas para recargar el acuífero y alimentar la
    Laguna de Mayrán.
    El desconocimiento del plan federal le impide al exdiputado profundizar en el
    tema e incluso acepta que algunas de sus opiniones podrían ser equivocadas. Un
    asunto acuciante —apunta— es: si el agua tratada llegará a los hogares por las
    redes de los sistemas municipales, ¿se tomó en cuenta que el 50% del caudal se
    desperdicia por la obsolescencia de las tuberías? Es importante tener agua
    saludable, pero también suficiente. Solo así se atacará el problema de raíz,
    observa.
    El movimiento para crear el estado 33 sigue vivo, así como los fundamentos
    planteados por Bracho el 8 de marzo de 2007 en la tribuna de la Cámara de
    Diputados —coincidentes con los del presidente López Obrador en su discurso
    del 28 de diciembre de 2008—: «Los lazos comunes entre los habitantes de la
    región suroeste del estado de Coahuila y de la región noreste del estado de
    Durango, conforman una fracción territorial homogénea, cultural, económica
    social y política».
    Señaló que «las circunstancias sociales y económicas de la región —cuyo PIB
    de 25 mil 638 millones de pesos era entonces mayor al de nueve estados—
    requieren una nueva geografía política en el país, utilizando herramientas
    jurídicas, económicas y políticas esenciales para la creación de una nueva
    entidad». El diputado Porfirio Muñoz Ledo (Morena), aliado de los laguneros
    en su afán de separarse de Coahuila y Durango, asegura que las reformas para
    elevar a la Ciudad de México al rango de entidad federativa, allanan el camino
    para crear el estado de La Laguna.
    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre