Manolo Jiménez achaca a vecinos quejas por mural y ante la presión, da marcha atrás en sanción

0
436

Luego de que se diera a conocer que el gobierno municipal de Saltillo sancionó a una mujer por un mural contra la violencia de género pintado en la fachada en su vivienda, el alcalde, Manolo Jiménez Salinas, achacó que todo el procedimiento se inició por denuncias de vecinos.

Jiménez Salinas agregó que “ante el desconocimiento de lo que se realizaría” se inició un procedimiento administrativo que, según sus palabras, “no constituye ni constituirá una sanción para los responsables”.

Asimismo, el funcionario municipal señaló que no hay ninguna campaña ni persecución contra nadie.

El documento enviado a la activista. Foto: Especial
El documento enviado a la activista. Foto: Especial

Además, informó que instruyó al secretario del Ayuntamiento para que revise el tema personalmente, y “se priorice la libertad de expresión en la determinación que el Juez emita misma que no será en sentido de sanción alguna”.

En medio de las críticas, Jiménez Salinas aprovechó para afirmar que su gobierno es “solidario” con las causas de las mujeres, pues se promueven acciones y programas para que “se desarrollen”.

El pasado 13 de febrero, la alcaldía que preside Jiménez Salinas, emanado del PRI, envió el oficio DDU/00/2020 al domicilio de la activista Jackie Campbell Dávila, en el cual le impone sanciones por ser “poseedora del inmueble donde se realizó la pintura” usando “colores no autorizados”.

Con información de www.proceso.com.mx

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre