Aquí Laguna

    Por Olga Quirarte Ramírez

    0
    99

    ¿Perdón y olvido? Muy bien ello, y para quienes lo logren hacer en eso de alcanzar la paz del alma, pero en el mundo real, en el de la vida real, sin duda tal dúo de acciones chocan de frente, en el tema también ideal de alcanzar un Estado de Derecho. De ahí que seria muy bueno que la señora Ministra de Gobernación, ex magistrada Olga Sánchez Cordero, antes de arribar a Coahuila en nueva visita, tenga a la mano el expediente judicial completo de la investigación realizada por el Estado Mexicano, sobre los hechos ocurridos a partir de marzo del 2011 por lo que se presentará la disculpa anunciada, en acto especial a celebrar en el lugar de los hechos en algún día del próximo mes de junio. Y no solo sea en esta ocasión desempeñar la misión de testificar el acto en el que las autoridades estatales estarán presentando ante la población de Allende y con ello a la de Coahuila y el país, una disculpa a los deudos de los asesinados y desaparecidos por tal hecho en la población mártir de Allende, con precisión de identidades y sobre todo, cuánto se avanzó ya en la investigación, pero aun mas cuantos y cuales son los identificados como presuntos responsables de esta dolorosa tragedia, pero aun mas donde quedaron, las autoridades que en ese momento ejercían como tales y fueron, por lo menos omisas en su responsabilidad de proteger la vida y patrimonio de sus gobernados.

    Como se sabe, los hechos que con todo y el espeso velo de silencio impuesto por el miedo -faltaba mas-, finalmente fue roto y empezarán a circular primero lo que se creyera, en principio, dado el clima de violencia que se vivió en el estado, podrían solo un asunto fantasiosos, pero que al paso del tiempo, se demostró y mostró al mundo que tales hechos habían superado limites de leyenda y fantasía. Claro, las primeras noticias surgieron del vecino país del norte, con sus singulares juicios y detenidos, investigaciones realizadas por las autoridades estadounidenses que dieran pauta para establecer la versión judicial local de tan graves hechos.
    Así las cosas, los fallecidos y desparecidos, sus deudos y la ciudadanía en general merecen conocer la verdad y solo la verdad, por dolorosa que esta sea, así también, mas que perdón, los responsables y no solo los que dispararon el gatillo, deberán ser presentados para cumplir a cabalidad con la justicia.

    Y es bueno también que ya cese la fiesta de fuegos fatuos, que generan en Coahuila, las anunciadas intenciones del Presidente Andrés Manuel López Obrador, de ir al rescate de los cuerpos de los 65 mineros fallecidos en el accidente de la Mina Pasta de Conchos, allá por el 19 de febrero del 2006, así como la de llevarse al sureste la cuenca lechera de La Laguna. Las discusiones bizantinas que se generan en los Medios de Comunicación, pues en ambos temas, no se ve hoy mas allá que buenas intenciones -de esas que dicen, esta tapizado el infierno-, y que al paso de los días, en este tiempo mexicano surgen otras en otros puntos del país -o en el Mañanero-, en el reguero de casos y temas que el país tiene cual inventario de pendientes y su fé de erratas correspondiente. No se vale en el caso de los Mineros desaparecidos en el derrumbe minero que hoy, su memoria sirva aun de banderita de “vivos” que aun quieren sacar tajada a esta tragedia que enluta la vida de 65 familias y en el caso de la Cuenca Lechera, el tema sirva de ariete para que los intereses que cobija la sobreexplotación de las aguas subterráneas de la burbuja de agua potable de la comarca se estén atrincherando gracias a la confusión que el manejo intencionado que tal tema provoca.

    Ahí tienen en este ultimo tema a la CONAGUA, tan campante y mas el director del Organoismo de Cuenca, Oscar Gutierréz Santana con auditorías que literal y figuradamente “se hacen agua” en torno al tema de la medición volumétrica de cada una de las mas de 2,500 concesiones para explotar pozos de regadío, concesiones que en algunos casos han acabado en manos de monopólico grupo, poderoso en lo económico y aun mas con tentáculos ya muy visibles en lo político.

    Y ante un sector social en el agro, prácticamente desaparecido, sin representación alguna en este último campo luego del desdibujamiento que registra los espectrales partidos políticos en esta región, con todo y la “dominancia” electoral registrada por el logotipo de MORENA, abocada por ahora, solo a alcanzar los poderes locales, no ser vía alguna de construcción de caminos de solución a los añejos problemas de La Laguna.

    Y en Torreón, donde el equipo de primera línea del alcalde Jorge Zermeño Infante, registró ésta semana su segunda baja sensible y visible -la primera fue la de la Licenciada Andrea Salmón-, luego de la renuncia al cargo de Tesorero presentada por Hernán Sirgo Ortiz, bajo la escusa de “razones personales”, es decir, por las mismas que llego a tal cargo, que obvio para nada satisfacen al respetable, que imputa tan inesperado viraje, a que Sirgo Ortiz entró en desacuerdo con decisiones tomadas no solo por el vicepresidente en turno de Torreón -el Señor Antonio Loera-, sino por “Ponchito” Zermeño, uno de los vástagos del alcalde omnipresente en los pasillos y oficinas del séptimo piso del edificio municipal, es mas, cuenta hasta con un grupo de “porras” por si estas hacen falta y se les mezcla con el publico que acude a las Sesiones de Cabildo.

    Por cierto, Sirgo Ortiz se encuentra mas que preocupado, no solo por los resultados que tenga la queja presentada por los integrantes de la bancada príista su contra ante el Congreso de Coahuila, sino por la forma como fueron sustraídos, afirma, los documentos que detallan milimétricamente tales operaciones bajo las que se pagó a la empresa Supervisión Técnica del Norte, S.A., la suma de 180 millones de pesos por insumos y capacitaciones de la Dirección de Seguridad Pública Municipal, pues afirma que esta “por razones de seguridad, es de contenido reservado”.

    Y en tanto que el Gobierno Federal canceló, con razón o sin ella, los apoyos o subsidios que se venían otorgando a asociaciones de beneficencia, culturales, etc., etc., en Torreón no solo se preservó tal practica para un listado tradicional de agrupaciones que en menor o mayor grado, según sea el caso, obtienen el apoyo de recursos públicos. Y no solo eso, en la sesión de la Comisión de Hacienda del Cabildo, se presentaron, por oficio, solicitudes de ampliación a los subsidios que ya se les venían proporcionado con anterioridad desde hace ya muchos, pero muchos ayeres.

    Este fue el caso del Patronato de la Cruz Roja Delegación Torreón, La Camerata y el Aviario Lira, petición que generó discusión, debido a que algunos de estos “cobran” por los servicios que prestan a la comunidad, de ahí que luego de “raspones” les fuera autorizado mayor apoyo, pero no en el monto pretendido, además de firmar convenio que establezca las contraprestaciones que ofrecen al municipio.

    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre