¿Y que prosperara?

    Por Julián Parra Ibarra

    0
    354

    Desde la cúpula empresarial de nuestro país, sobre todo de los que representan a los micro, pequeños y medianos empresarios, están promoviendo una iniciativa que, por supuesto que va a ser acogida y bien recibida por miles en el país, y que ojalá -como lo ha mencionado Pedro Tello este lunes en el noticiero MVS con Luis Cárdenas-, los legisladores la analicen apropiadamente por el impacto que ésta puede tener en el sector en el que se genera el 70 por ciento del empleo en México.

    De acuerdo con la información, uno de los grandes problemas que enfrentan los micro, pequeños empresarios de este país, es la falta de liquidez propiciada porque a pesar de las inversiones que realizan para poder cumplir con la prestación de servicios y obras, tanto de los diferentes niveles de gobierno como de las grandes empresas, ven transcurrir los días, las semanas y los meses sin que les sea liquidado el monto por sus servicios, e independientemente de si el adeudo proviene de los gobiernos o del sector privado, realizan los pagos entre 60 y 150 días, es decir entre los dos y los cinco meses. En la realidad, muchas veces ese plazo es superior.

    Durante el periodo entre el ofrecimiento del producto o servicio y la cobertura del pago, los Mipymes tienen que seguir pagando nómina, impuestos, luz, agua, rentas, todos los gastos operativos y además pagar a sus proveedores. Para mantenerse a flote, en muchas ocasiones terminan recurriendo a los agiotistas, porque en los bancos les niegan los créditos por ser pequeños y no contar con un historial crediticio que la banca considere suficiente para ofrecerle un crédito, o bien se les ofrecen unos con altas tasas de interés.

    Algunos recurren al financiamiento a través de los impuestos lo que-según el analista económico, Pedro Tello-, les genera un problema creciente que al paso del tiempo terminará ahorcándolos. La propuesta del sector es que el pago a las Mipymes se realice en 30 días, apelando a la buena fe y a la ética empresarial y gubernamental para no arrastrar a serios problemas y eventual quiebra a quienes, con tanto esfuerzo diario, merecen seguir creciendo, y además porque es el sector en el que se generan siete de cada 10 empleos en el país.

    Como botón de muestra: en Torreón durante la administración de Lalo Olmos, muchas Mipymes se fueron a la quiebra porque el Municipio jamás les pagó por productos, obras o servicios que le prestaron a la Presidencia Municipal. Y él tan campante como siempre.

    Ojalá que esta iniciativa lograra prosperar.

    laotraplana@gmail.com

    @JulianParraIba

    Comentarios de Facebook

    DEJA UNA RESPUESTA

    Escribe tu comentario
    Escribe tu nombre