Destituyen a Rubén Moreira de la Secretaría General del PRI; el intenta disfrazarla de renuncia

El exgobernador de Coahuila afirma en redes sociales que renuncio por motivos personales.

0
15055

A un mes de asumir el cargo, Rubén Moreira Valdez, exgobernador de Coahuila señalado por nexos con el cartel de “Los Zetas”, fue cesado como secretario general del Partido Revolucionario Institucional (PRI); lo sucederá Héctor Gutiérrez de la Garza.

Fuentes al interior del CEN del PRI, dieron a conocer a “Digital News” que la decisión de destituir a Rubén Moreira, fue tomada en los Pinos directamente por el presidente Enrique Peña, como resultado de las decisiones tomadas por Moreira Valdez en su calidad de Secretario del Organización del PRI durante la campaña presidencial que se celebró el primero de Julio pasado y que significó un derrumbe histórico en las elecciones presidenciales, legislativas y regionales del domingo 1 de julio. El PRI obtuvo su peor resultado para unos comicios presidenciales, con el 15.5 por ciento, que dejó en tercer lugar a su candidato José Antonio Meade Kuribreña.

Además, el PRI  no obtuvo ninguna de las ocho gubernaturas en juego y será la quinta fuerza electoral en San Lázaro, detrás del Morena, PAN, PT y PES, donde tendrá 40 escaños. Por su parte, en la cámara de senadores contará con apenas 13.

Rumores de desvíos de dinero para la operación electoral, cifras falsas e infladas presentadas a Peña Nieto y Meade son parte de las versiones que circulan como parte de la decisión final de obligarlo a que presentara su renuncia.

Sin embargo, el exmandatario, a través de un escueto mensaje publicado en su cuenta de Twitter, se reservó a exponer las razones de su dimisión.

En respuesta, la presidenta nacional interina del PRI, Claudia Ruiz Massieu, quien el 18 de julio lo confirmó como titular de la Secretaría General, tras la derrota histórica del tricolor en los comicios del 1 de julio, expresó su respeto a la decisión de su correligionario.

Sobre el pasado de Rubén Moreira, vale recordar que fue señalado como beneficiario de sobornos de “Los Zetas” en un estudio realizado por estudiantes de la Universidad de Texas en noviembre de 2017.

Hace exactamente dos años, el 16 de agosto de 2016, exmiembros de “Los Zetas” confesaron, en una corte de Texas, que este grupo criminal ejecutó la matanza de 300 personas en Allende y Piedras Negras, Coahuila, con la complicidad de Rubén Moreira y David Aguillón, entonces Secretario del Gobierno en la administración estatal.

El de Rubén Moreira, un gobierno manchado por la corrupción

Tan solo en el año 2016 no pudo comprobar 837 millones de pesos de recursos federales entregados a su administración.

La administración del exgobernador Rubén Moreira habría realizado un manejo “ineficiente y poco transparente” de recursos federales, por lo que la Auditoría Superior de la Federación presume que cometió un daño a la hacienda federal por un monto de 837 millones de pesos.

Lo anterior se dio a conocer en el Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016, en donde la ASF detalla que el resultado de las auditorías aplicadas a poco más de 12 millones de pesos asignados al estado de Coahuila mediante seis programadas del ámbito federal.

El órgano fiscalizador encontró que el gobierno Moreira, hoy Secretario de Organización del PRI Nacional y aspirante a una candidatura plurinominal que le aseguraría el fuero federal, transfería los recursos a cuentas bancarias ajenas a los programas operados,  un abierto acto de probable corrupción.

Detectaron que el principal faltante fue en el Fondo de Aportaciones a la Infraestructura Social Municipal llamado también “Proyectos de Desarrollo Social”, en donde el gobierno federal aportó 339 millones de pesos.

En dicho fondo la ASF presume un posible daño a la hacienda federal por 300 millones 403 mil pesos más los intereses generados, lo que indica que se encontraron irregularidades en un 88.5 por ciento del ejercicio de los recursos que la entidad recibió.

Engaño al IMCO

Con información supuestamente falseada entregada por el Gobierno de Rubén Moreira al Instituto Mexicano para la Competitividad (IMCO), esta institución reconoció a Coahuila en el 2017 por “cumplir”con el 100 por ciento de los lineamientos trazados en el Índice de Información Presupuestal Estatal  (IIPE).

El Informe de Resultados de la Fiscalización Superior de la Cuenta Pública 2016 desmiente al IMCO, que se creyó la mentira de Moreira Valdez.

Pero a pesar de las múltiples irregularidades cometidas durante su gobierno y el manejo “ineficiente y poco transparente” de los 410 millones 61 mil 771.56 pesos otorgados en contratos a 13 empresas presuntamente “fantasmas” y de múltiples acusaciones de corrupción y de probables desvíos financieros, que se suman a los cientos los ataques a la libertad de expresión y las múltiples recomendaciones de violaciones a los derechos humanos cometidos por los órganos de seguridad del estado en el sexenio pasado, hechos que convirtieron a Rubén Moreira y a su gobierno como el más repudiado en la historia moderna de Coahuila. A pesar de ello, el PRI lo hizo diputado federal por la vía plurinominal y a partir del primero de septiembre tendrá fuero constitucional.

Versiones no confirmadas aseguran que Moreira Valdez se encuentra bajo investigación por corrupción en una corte de los Estados Unidos de América y que el gobierno de Andrés Manuel López Obrador, revisará y dará seguimiento a cada uno de los recursos federales que fueron entregados al entonces gobierno estatal de Rubén Moreira y que habría sido desviados y utilizados para otros fines.

Comentarios de Facebook

DEJA UNA RESPUESTA

Escribe tu comentario
Escribe tu nombre